A primeros de Noviembre hemos recolectado ya la mayor parte de los frutos del huerto y el campo en Angoiko Etxea.
A estas alturas del otoño comienza una temporada en la que acometemos labores tradicionales que han pasado de generación en generación. Es temporada de matanza.
Pero todavía y hasta que el frío no llegue en serio, no es el turno de nuestras dos cerdita a las que les quedan algunas semanas de vida.
La semana pasada le llego la hora a una de las ovejas del rebaño. A veces hay animales que por lo que sea no pueden tener crías o no producen la suficiente leche y acaban siendo sacrificadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>